Franquicia andrea milano

Franquicia Andrea Milano – Un negocio altamente rentable

Franquicia andrea milano

Si eres un empleado descontento de tu trabajo o con ganas de superarte y estás en búsqueda de formas diferentes de generar ingresos en las que no cumplas horario, tengas jefe, ni dependas exclusivamente de tu propio esfuerzo, quizás adquirir los derechos de la franquicia Andrea Milano sea tu respuesta. Se trata de una opción distinta que, sin embargo, ya ha probado ser eficiente.

Si el término es nuevo para ti, debes saber que abrir una franquicia no es lo mismo que comprar un negocio. En esta ocasión tú no te haces dueño sino socio de una empresa, Andrea Milano, que vende el derecho a comercializar su marca. Tú generas ganancias al ofrecer unos productos que gozan de gran aceptación en el mercado y la firma recibe un porcentaje de las ventas. De modo que todos se benefician.

¿Qué ventajas representa una franquicia frente a un negocio tradicional?

Los beneficios son diversos y esa es la razón por la cual estos emprendimientos prosperan tanto en la actualidad en España y otras partes del mundo. El primero es que es apto para personas inexpertas o desconocedoras del sector (moda infantil). Únicamente necesitas ponerle entusiasmo y deseos de aprender, el resto lo hace el franquiciante que te entrena y guía hasta que te sientas capaz de gestionar solo tu tienda.

Segundo, no requieres invertir un gran capital. Estas franquicias de bajo coste se inician con una cantidad pequeña, que en el caso de Andrea Milano incluye el proyecto de interiorismo del local. Y no se te exige conseguir un área muy grande, con menos de 60 m2 se puede recrear un espacio de ensueño que atraerá muchos clientes.

Por último, no tienes que luchar con la publicidad, la empresa se encarga de organizar y efectuar las campañas promocionales, ni con la búsqueda de proveedores fiables. Andrea Milano elabora sus propias prendas de vestir para un público amplio que abarca desde la tallas 0 a la 16. Además, las mismas son de excelente calidad y de bajos precios. Y como resultan ser bonitas, hechas con buen gusto y están a la moda, los niños y sus padres las prefieren sobre la competencia.

 

 

Deja un comentario