photocall para cumpleaños

Photocall para cumpleaños: una excelente forma de capturar vivencias

photocall para cumpleaños

Cuando hay un pequeño en casa, uno de los días más especiales del año es su aniversario. Si haces una fiesta con el fin de conmemorar esa fecha, es imprescindible ser creativos. Por ello, photocall para cumpleaños es la mejor forma de atrapar imágenes memorables.

Ahora bien, es bueno saber la importancia de contar con ese recuerdo, pero en un entorno acorde con el ambiente. En todo evento de cumpleaños infantiles, siempre hay alguien tomando fotografías. Ya sea al pastel, la apertura de regalos o, simplemente, con la interacción de familiares y amigos.

Es corriente ver una cámara en uso durante un festejo. Pero no siempre se capta el momento indicado. Así que aquí hay tres consejos a tener en cuenta:

  • Prepara el ambiente: asegúrate de disponer de un espacio donde puedas colocar el photocall.
  • Toma muchas fotos: es conveniente hacerlo, debido a que hay movimientos o interrupciones que interfieren en el período de tiempo idóneo. Afortunadamente, es posible mover el photocall con el objeto de tomar la imagen deseada en donde se quiera.
  • Busca el ángulo ideal: si es posible, intenta situar el photocall de manera que puedas fotografiar a todo el grupo desde arriba. Esto te dará la oportunidad de ver la cara de los integrantes.

Ventajas del uso de photocall

En cualquier reunión, en la cual deseas tomar fotos, es bastante difícil que siempre queden excelentes. Cuando se canta el cumpleaños, es el minuto perfecto. Sin embargo, si disparas desde un lugar demasiado alto, solo verás la parte superior de la cabeza del chiquillo, perdiendo la emoción. Si lo haces a partir de un ángulo muy bajo, las velas y las llamas pueden oscurecer el rostro.

Por lo antes dicho, es esencial el uso del photocall, porque podrás capturar la imagen perfecta. Los niños se entusiasman, porque piensan que estarán actuando. La idea es simular ese minuto en un entorno adecuado.

Por último, fotografiar el onomástico de un pequeño es un gran modo de mantener los recuerdos. Es sorprendente cuánto cambian las personas a medida que crecen, por ello, deseas poder mirar hacia atrás, años más tarde. Dejar que el niño se sienta cómodo es el primer paso para obtener grandes fotografías de cumpleaños.